NOTICIAS | Casas autosuficientes


Casas autosuficientes




Vivir en una casa autosuficiente no es ninguna utopía, ya es posible. Casa Martina, en Madrid, es un claro ejemplo de cómo una vivienda puede aprovechar al máximo el entorno para conseguir un gran ahorro en el consumo de energía. Esto, unido a unos criter

Casa Martina se ha convertido para José Vaquero, gerente de Alternativa Energética, no solo en la casa donde vive con su familia sino también en un laboratorio donde invertir su tiempo y sus sueños para lograr una vivienda “sin cables”.

“Nuestra casa surgió por un interés personal por creer en la eficiencia energética y en las energías renovables. Intentamos aprovechar al máximo los criterios de construcción, aislamiento y utilización de las renovables para lograr ser autosuficientes”, destaca Vaquero.

Vaquero desgrana los aspectos que ha tenido en cuenta para levantar Casa Martina y conseguir ser una casa desenchufada de la red eléctrica. “Contar con placas fotovoltaicas o termosolares o un generador eólico consiguen ahorrar en la factura de la luz. Pero pasar ser completamente autosuficientes y eficientes también hace falta aplicar un poco de sentido común en aspectos básicos como la orientación, la construcción y el aislamiento. Y para desconectarse, como no, hay que contar con baterías de almacenamiento”.

Las principales fachadas de Casa Martina están orientadas al sur y el levante para sacar el máximo provecho al sol, no solo a través de las placas fotovoltaicas y termosolares. “Solo con la orientación nos sorprenderíamos de la cantidad de energía que nos aporta a la casa y lo que podemos ahorrar”, concreta Vaquero. “Son los sistemas pasivos para conseguir calefacción y agua caliente”.

La cara norte y este, sin embargo, no cuentan con ninguna ventana para evitar que el frío entre en la casa, pero además aprovechan el entorno y cuentan con árboles de hoja caduca, que les permite la entrada del sol en invierno y mantiene la zona fresca en verano.

Lo siguiente a tener en cuenta es construir bien, permite ganar en consumo sin gastar mucho dinero. Para Vaquero invertir en aislamiento permite ahorrar a la larga en consumo energético. Las calidades de las construcciones y un buen cuidado con la carpintería y las cristaleras evitan pérdidas innecesarias de calor en la vivienda. “Nadie tiene en cuenta la hipoteca energética, lo que puede llegar a pagar de más,  por una vivienda mal construida y mal orientada”.

Casa Martina se convierte en un auténtico laboratorio para Alternativa Energética a la hora de usar las energías renovables. “La tecnología fotovoltaica se ha desarrollado mucho en España y sus costes han bajado lo suficiente para pensarse mucho la opción de hacer una inversión inicial en la vivienda que puede ser rentabilizada en poco años con la energía eléctrica que se consigue ahorrar”, afirma Vaquero.

Pero la vivienda no solo cuenta con placas fotovoltaicas y termosolares. Cuenta con un sistema de climatización muy eficiente a través de una bomba de calor geotérmica que permite conseguir da agua caliente, calefacción y refrigeración en verano. Consiste en cuatro sondeos de 90 metros de profundidad que a través de unos tubos canalizan la calefacción de suelo radiante y la climatización, algo así como si fuera el aire acondicionado.

Además, cuenta con un sistema de renovación de aires. El aire que viene que de fuera pasa por un pozo canadiense que el chocar con el aire interior nos permite ese cambio de temperatura.  “La instalación de tratamientos de aires nos permite realizar el cambio de aires necesario sin tener que abrir las ventanas y perder el calor que tenemos acumulado en la casa”, concreta Vaquero.

Pero el aspecto clave para lograr desenchufarse en el almacenamiento de la energía, que en pequeñas cantidades es posible a través de las baterías. “Alcanzar un buen desarrollo de las baterías es el actual caballo de batalla de las energías renovables y la autosuficiencia energética. Aún queda camino por hacer pero ya se está iniciando”, prevé Vaquero.

El gerente de Alternativa Energética cree que el futuro ya está aquí. “¿Por qué tenemos que seguir consumiendo energías del siglo pasado? Tenemos el sol y el viento que son fuentes de energía gratuitas. Te puedes instalar una placa en casa y tu frigorífico puede funcionar sin problemas. Y dentro de poco, cuando nos concienciemos todos, podremos enchufar nuestro coche eléctrico a la energía de casa y todo sin gastar un euro. Eso es una revolución y eso, por desgracia, asusta a muchos empresas”,  concluye. 

 

Fuente: http://www.idealista.com/news/inmobiliario/vivienda/2015/09/29/739365-casa-martina-mas-que-una-casa-desconectada-de-la-red



Contáctenos

foto familia VYA.com

Gracias VentasyArriendos .com

Encontramos el sitio de nuestros sueños

Hoy Somos Más Felices

la mejor plataforma web

Dinos cual es tu sueño